Re-orientar la #Atención

A través de la meditación alineando cuerpo y mente, como nos comenta Mathew Ricard, conseguimos orientar nuestro foco de atención , en esta época de hisperestimulación sensorial. La reorientación de nuestra atención, a efectos, laborales nos hace ser más productivos, pero congnitivamente y emocionalmente nos hace ser más estables y resistentes a los obstáculos que inevitablemente van a surgir en nuestra vida.

En los últimos artículos que publica la Harvard Business Review, Daniel Goleman, nos comenta que hay dos maneras de que seamos más resistentes: uno es hablándonos a nosotros  mismos, y el otro por la reconversión de nuestro cerebro.

Si hemos sufrido un gran fracaso, tomemos el sabio consejo dado por el psicólogo Martin Seligman:

  • Creer en nosotros mismos
  • Debemos ir contra el derrotismo, con una actitud mental positiva.
  • Desafíemos nuestro pensamiento pesimista y reemplacémoslo  con una actitud positiva.

Afortunadamente, los grandes problemas llegarán raras veces en la vida.

La resiliencia es, de nuevo, la respuesta pero con un sabor diferente. Es necesario entrenar nuestro cerebro.

El cerebro tiene un mecanismo muy diferente para recuperarse de la cifra acumulada de problemas cotidianos. Y con un poco de esfuerzo, podemos mejorar nuestra capacidad para tranquilizarnos.

A veces cuando estamos molestos decimos o hacemos cosas  que lamentamos más tarde, es un signo seguro de que nuestra amígdala, radar del cerebro para el peligro, y el disparador de la respuesta de lucha o huida se ha apoderado de los centros ejecutivos del cerebro en la corteza prefrontal. La clave de los nervios de la resiliencia reside en la rapidez con que recuperarse de ese estado secuestrado.

El circuito que nos lleva de nuevo  toda la energía y el foco después de un asalto de amígdala se concentra en el hemisferio izquierdo de nuestra área prefrontal.

Richard Davidson,  neurocientífico de la Universidad de Wisconsin, también ha encontrado que cuando estamos en dificultades, hay mayor actividad en el área prefrontal del hemisferio derecho.

Cada uno de nosotros tiene un nivel característico de la actividad en los hemisferios  izquierdo y derecho que predice nuestra gama de estado de ánimo todos los días,  si estamos inclinados a los trastornos, tendremos mayor actividad en el hemisferio derecho, tardaremos más en recuperarnos, si la inclinación es hacia el izquierdo, gestionaremos más rápido de la angustia de todo tipo.

Para hacer frente a este en el lugar de trabajo, Davidson se asoció con el CEO de una empresa biotecnológica y con Jon Kabat-Zinn , de la Universidad de Massachusetts Medical School. Kabat-Zinn ofreció a los empleados una serie de instrucciones, como método de entrenamiento en atención, que enseña el cerebro para registrar todo lo que ocurre en el momento presente, con especial atención completa  pero sin reaccionar.

Las instrucciones son sencillas:

  1. Encuentra un lugar tranquilo y privado donde podamos estar sin distraernos  por unos minutos, por ejemplo, cerrando la puerta de la oficina y silenciando el teléfono.
  2. Siéntate cómodamente, con la espalda recta pero relajada.
  3. Enfoca tu atención en tu respiración, permaneciendo atentos a las sensaciones de la inhalación y la exhalación, y empezar de nuevo en la siguiente respiración.
  4. No juzgues a tu respiración o tratar de cambiarlo de ninguna manera.
  5. Ver todo lo demás que viene a la mente como una distracción:  pensamientos, sonidos, cualquiera que sea  es mejor que ir y volver nuestra atención a la respiración.

Después de ocho semanas, y un promedio de 30 minutos diarios de práctica de la atención, los empleados habían cambiado su relación desde la inclinación hemisferial desde el lado derecho estresado al izquierdo resistente. Lo que es más, dijeron que recordaban lo que les gustaba de su trabajo, incluso que se pusieron en contacto con lo que les había traído la energía cuando comenzaron en su trabajo.

Para obtener el máximo beneficio, una práctica diaria de 20 a 30 minutos es la que mejor funciona, pensemos en ello como un ejercicio mental de rutina. Puede ser muy útil disponer de las instrucciones guiadas, pero la clave es encontrar un espacio para él en su rutina diaria.

La atención se ha ido ganando credibilidad entre los tercos ejecutivos. Hay varios centros donde se dan instrucciones atención a la medida para los empresarios. Google ha estado ofreciendo a la Universidad un curso sobre la atención a los empleados desde hace años. A su vez Google realiza programas de crecimiento personal, a cargo de Chade-Meng Tan.

Podríamos beneficiarnos de la puesta a punto de los circuitos de nuestro cerebro aprendiendo a focalizar la atención como mejora de la resistencia.

Así que un poco de un poco de atención puede poner nuestra mente en la facilidad.

¿Os suena a meditación? Al equilibrio cuerpo-mente que se lleva realizando milenios en Oriente. Transmitido a Occidente a través de las Artes Marciales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR