EXPERTO EN MOTIVACIÓN: TÚ

Del latín “motivus”, la causa del movimiento, la MOTIVACIÓN , da mucho que hablar.

En estos últimos años, en algún que otro debate profesional, ha surgido el tema de qué es, de dónde viene, cuándo llega, dónde está o por qué no me motivan. Asumimos que una organización altamente motivada, aporta ideas innovadoras y creativas de las que se nutre, generando un mayor éxito en rentabilidad y beneficios.

Ante esto siempre doy 2 respuestas, cuando te contrataron preguntaste -¿en esta empresa me motivan?, probablemente no, y la otra es la Motivación eres tú. No es fácil, pero nadie dijo que lo fuera.

Cuando con 24 años, Tony Hsieh, vendió LinkExchange, la empresa que había fundado, a Microsoft por 265 millones de dólares. Luego hizo crecer de la nada a Zappos, que a día de hoy sólo factura 1.000 millones al año. Entonces creo que se merece escucharlo y leer su libro, “Delivering Happiness”, el comprendió que el secreto de su éxito era “ofrecer felicidad”.

Tony tiene grandes ideas en el contexto laboral. Describe tres tipos de felicidad:

  1. Placer, siempre busca un estado de máxima plenitud.
  2. Pasión, conocida como “flujo” de Csikszentmihalyi.
  3. Fines elevados, forma parte de algo más grande que uno mismo.

Lo interesante es su diferente grado de sostenibilidad.

Muchos de los empresarios y directivos, deberían de indagar sobre ello, sólo por respeto.

De todos los supuestos eruditos de la motivación, me quedo, con los que desde el modelo científico la han estudiado. Modelo científico que fomentado, como comenta Max Tegmark, podría mejora el instrumental cognitivo de la gente, orientando nuestro enfoque a las experiencias diarias desde un punto de vista sistematizado. Sin basarnos en anécdotas, sino hechos objetivos registrados.

 


 

El que he detectado que los ha aglutinado, es el responsable de los desarrollos de crecimiento personal en Google, Chade-Meng Tan, aunque no he visto que mencione a Dan Ariely, pero se lo perdonaremos.

Para él, las 3 prácticas de motivación que comenta, son: alineación, imaginación y resiliencia.

ALINEACIÓN

Significa alinear nuestro trabajo con nuestros valores y nuestro fin elevado.
Es España, es especialmente chistoso, llevo 8 años, diciendo: “Yo no trabajo y me pagan por ello”, si así es, trabajar viene del francés “travail”, instrumento de tortura. Para mí, mi trabajo no es un instrumento de tortura es una pasión, un placer. Si no es así, cambia de trabajo cuando puedas.
El secreto es crear una situación en la que tu trabajo sea algo que haces por diversión, generando un estado de flujo en tu interior.

Flujo es un estado de máximo rendimiento descubierto por Mihaly Csikszentmihalyi, es estar concentrado en una actividad, sin pensar más que en ella. El ego desaparece. El tiempo vuela. Cada acción, movimiento y pensamiento sigue inevitablemente al anterior. Todo tu ser está implicado y utilizas tus habilidades al máximo.

En este punto debo de mencionar a Daniel Pink, del que me declaro ferviente seguidor, su libro “La sorprendente verdad sobre lo qué nos motiva”, es imprescindible.


 

Tras 50 años de investigación en ciencias del conocimiento afirma que las recompensas externas, como el dinero, no son los mejores elementos de motivación para alcanzar un rendimiento óptimo, a él se une Dan Ariely, en su libro “Las ventajas del deseo”, donde responde  “¿Por qué los grandes incentivos financieros no funcionan para mejorar el rendimiento?.  Para Pink, lo eficaz son los “motivadores intrínsecos”, elementos de motivación que encontramos en nuestro interior.

  1. Autonomía: el deseo de dirigir nuestras propias vidas.
  2. Maestría: el deseo de mejorar cada vez más en algo que nos importa.
  3. Propósito: el anhelo de hacer lo que hacemos al servicio de algo mayor que nosotros mismos.

Para todo ello, debemos de conocernos a nosotros mismos, debemos de poner un stop, en esta sociedad de alienación y no de alineación, hemos entrado en una espiral en la que nos dejamos llevar hasta un punto consciente, saltando del plano subconsciente, donde nos quedaba cierto refugio argumental.

Entender el centro de nuestros valores, propósitos y prioridades, sabemos los que es importante para nosotros y lo que proporciona sentido a nuestra vida. Para ello, tenemos varios métodos:

  • La clave es el desarrollo de la atención plena.
  • Hablar y verbalizar nuestros valores y fin, con personas de confianza.
  • Escribir esos pensamientos abstractos que los vuelve claros y tangibles, práctica ya empleada en el coaching.

En los próximos Blogs, ahondaré en los otros 2 pilares fundamentales: la Imaginación y la Resiliencia.

A Motivarse!

 

Gracias a

Tony Hsiesh, Deliverign Happiness: a path to profits, passion, and Purpose. Chade-Meng Tan, Busca en tu interior. @Laura_Chica

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR