Richard Douglas Fosbury rompió todas las reglas, todos los patrones, todos los cánones, a la edad de 16 años él lo hizo diferente. En un momento del desarrollo neuronal en el que su entramado cerebral no estaba conformado él no le hizo caso a los estratos más elevados del cerebro.

Se enfrentó a un obstáculo y tenía que superarlo. Todo su entorno le imponía unos patrones y él se puso otro sombrero utilizando otro camino. Fosbury era un apasionado del salto de altura pero encontraba muy difíciles los estilos que se utilizaban para ejecutar el salto, tales como el rodillo ventral, el rodillo occidental o el estilo tijera.

A los 16 años fue un innovador el comenzó a utilizar otra técnica, llegando a batir el récord mundial en los Juegos Olímpicos de México 1968, con una marca de 2,24m de altura.

Hoy en día todos los saltadores de altura de élite emplean el Fosbury Flop, y su mayor eficacia está totalmente demostrada. En el año 1984 hizo unas declaraciones donde decía que “la popularidad actual de mi estilo es un premio maravilloso a cuanto tuve que aguantar al principio con un estilo que no gustaba a nadie. El salto de espaldas ya lo practicaba en el instituto y todos se reían de mí, considerándome un chiflado y algunos como un snob por salirme de las normas conocidas. Hasta que gané en México 1968 pasando a la categoría de héroe”.

Fousbury encontró lo que muchos encuentran cuando innovan, desarrollan su creatividad y emprenden, “todos se reían de mí”. Podemos suponer algunas claves que hicieron a Fousbury persistir:

  • No se dejó llevar por el entorno e innovó. “Los niños arriesgan, improvisan, no tienen miedo a equivocarse; y no es que equivocarse sea igual a creatividad, pero sí está claro que no puedes innovar si no estás dispuesto a equivocarte, y los adultos penalizamos el error, lo estigmatizamos en la escuela y en la educación, y así es como los niños se alejan de sus capacidades creativas”, Sir Ken RobinsonFousbury era casi un niño e hizo lo que muchos dejamos de hacer con la edad “probar sombreros” y lateralizar nuestro pensamiento, Edward de Bono. 

 

  • Los circuitos subcorticales de esa parte inferior del cerebro, tuvieron que despertar en algún momento, activando la intuición y creatividad de Fousbury, esos frutos afloraron súbitamente a su conciencia avisando al neocórtex, es decir, a los estratos más elevados del cerebro.

 

  • Una vez interiorizada la técnica para ejecutarla con eficacia debía de entrar en un estado de flujo. El flujo es el estado mental operativo en el cual la persona está completamente inmersa en la actividad que está ejecutando. Se caracteriza por un sentimiento de enfocar la energía, de total implicación con la tarea, y de éxito en la realización de la actividad. Se experimenta durante el transcurso de la actividad y se pierde incluso la conciencia de paso del tiempo.

 

  • Gracias a su estado de flujo  podría generar un pico de automaticidad, cuando la experiencia permite prestar atención sin esfuerzo a una tarea exigente. Todos los grandes profesionales en un área y en este caso los deportistas de élite, poseen su mejor desempeño cuando las habilidades necesarias para satisfacer la demanda de la actividad a realizar, dejan de imponer un esfuerzo cognitivo adicional y liberan nuestra atención, que podemos destinar entonces al logro de cotas más elevadas de desempeño. En cualquier actividad, cuanto más pueda uno relajarse y confiar en el sistema ascendente o el denominado Sistema 1 deDaniel Kahneman.

 

  • Tuvo que tener un alto grado de Resiliencia. Ese término extrapolado de la ingeniería, que nos indica la capacidad de las personas, las comunidades y los sistemas para mantener su propósito fundamental y su integridad, en un medio lleno de imprevistos, sorpresas y negatividades. Fousbury fue un resiliente nato.

 

  • Con un alto grado de autoconciencia, tuvo que focalizar su atención hacia su interior. Ante esto su control ejecutivo, localizado en nuestros lóbulos frontales debía de estar muy desarrollado. Este foco interno nos ayuda a conectar con nuestras intuiciones y los valores que nos guían, favoreciendo el proceso de toma de decisiones. Por ello, es de suma importancia que cualquier líder comience liderándose a sí mismo, estando conectado a su mundo interno, ya que el triple proceso empático está condicionado a un alto grado de autoconciencia.

 

Fosbury eligió no tener una vida pequeña y carente de autenticidad, se lideró a sí mismo y puso su foco en su pasión. Seguro que tuvo miedo, pero si no tienes miedo hay una alta probabilidad de que estés comportándote de manera rutinaria, en el miedo descansa tu mayor crecimiento. Él se aplico el cuento “la mayor traición es la genialidad desperdiciada. Expresa la tuya”, R. Sharma. Su genialidad fue seguida de trabajo, trabajo y más trabajo. No dejó que coartaran su creatividad.

La pregunta es:

¿Cómo saltaríamos si no tuviéramos miedo?

Referencias

Kahneman, D., & Tversky, A. (1977). Intuitive prediction: Biases and corrective procedures. DECISIONS AND DESIGNS INC MCLEAN VA.

Kahneman, D., Kahneman, D., & Tversky, A. (2003). Experienced utility and objective happiness: A moment-based approach. The psychology of economic decisions1, 187-208.

Zolli, A., & Healy, A. M. (2012). Resilience: Why things bounce back. Hachette UK.

Maxwell, J. (2007). The 21 Irrefutable Laws of Leadership Workbook: Revised & Updated. Thomas Nelson Inc.

Kahneman, D. (2011). Thinking, fast and slow. Macmillan.

Holton, G. (2001). Henri Poincaré, Marcel Duchamp and innovation in science and art. Leonardo34(2), 127-134.

Csikszentmihalyi, Mihaly (2003). Good Business: Leadership, Flow, and the Making of Meaning. New York: Penguin Books. ISBN 0-14-200409-X

Robinson, K. (2006, February). Do schools kill creativity. In Presentation at TED2006 conference, Monterey, CA.

 

Sharma, R. (2010). The Leader Who Had No Title: A Modern Fable on Real Success in Business and in. Simon and Schuster.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR