Quizás has aprendido a que tu reputación no te afecte para seguir realizando tus cometidos. Pero nuestra reputación es importante para nosotros; desde una perspectiva evolutiva, nos preocupamos por nuestra reputación, ya que indica que otros miembros de la comunidad pueden cooperar con nosotros, y esta cooperación nos proporciona un mayor acceso a los recursos, que a su vez mejora las tasas de supervivencia.

Sólo no llegas a ningún sitio.

La reputación humana hasta hace poco procedía de unos focos localizados pero llegaron las redes sociales. La percepción de nuestra reputación y los procesos comparativos que antes se producían en nuestro cerebro a un ritmo concreto han multiplicado su actividad

Al tener mayor flujo de información ¿les importa más a la generación Z lo que dicen de ell@s?

¿Se ha favorecido la dependencia humana respecto a la reputación?

Aún no está claro, sin embargo, se ha determinado cómo las diferencias individuales en el procesamiento neural de las ganancias en la reputación (retroalimentación social) pueden dar lugar a diferencias individuales en el comportamiento en el mundo real.

El uso de Facebook consiste en un componente de la comparación social, donde los usuarios observar el comportamiento de los demás y pueden compararla con el suyo. Esta situación instaurada en la bases de la selección natural humana se ha sido multiplicado constituyendo un acelerador del proceso.

Cuando se produce el procesamiento de la reputación, el cuerpo estriado ventral incrementa su actividad, en esta zona está el núcleo accumbens, que se activa cuando existen recompensas que motivan el comportamiento humano, como el dinero, sexo o la comida. Su activación se produce incluso con la simple visualización de imágenes de las temáticas mencionadas.

De los estudios se concluye que la sensibilidad individual del núcleo accumbens influye en el grado de respuesta ante el estímulo de la reputación en redes sociales.

 

Al igual que otros procesos la activación continuada da lugar a un posible grado de dependencia “por placer” promoviendo la búsqueda continuada de una retroalimentación positiva a través de las redes sociales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR