¿Las marcas olvidan al público femenino?

Quizás no lo olvidan pero son eficaces emocionándolo. Si soslayamos el clásico paradigma de llamar la atención y la emoción con imágenes de bebés, temas del hogar y familiares, todos deberíamos de tener claro que la mujer de hoy en día es afortunadamente más independiente, con una personalidad más decidida o al menos con decisión propia sin tener que estar bajo el yugo masculino.

A pesar de tener estos conceptos culturales claros y quizás  saber que el colectivo femenino influye en el 80% de todas las compras que se realizan en el hogar, cuando se hacen los focus group algo está pasando, algo se está pasando por alto.

¿Por qué decimos esto?

En gran parte de los estudios neurocientíficos que estamos realizando para anuncios de televisión, cuando le preguntamos al cerebro del público femenino nos encontramos que en muchos casos los anuncios no llaman la atención ni emocionan, es más no se recuerdan en los porcentajes deseados.

Por ejemplo es asombroso que una gran marca de cuchillas de afeitar desarrolle un anuncio de TV que no le dice nada a las mujeres. Quizás estén acostumbrados a un tipo de “lenguaje” masculino y estereotipado. En cualquier caso la inversión publicitaria pasa a ser gasto al no conseguir los rangos de eficacia deseados.

En este nuevo paradigma el aprendizaje está siendo único y orientado a resultados certeros eso lo estamos alcanzando con Brain House y la neurociencia. Unido a que como comentan los especialistas las mujeres quieren más, quieren marcas que las escuchen, que las vean, las incluyan, que no las hagan invisibles, que no perpetúen estereotipos que a nadie le importan, que no repitan tópicos con los que no se identifican…

Es básico que nuestra marca, producto o servicio esté orientado al género adecuado sino con quién estamos conectando. Tenemos la oportunidad de pasar nuestros procesos por el filtro del género (NeuroGender©)  a través de la neurociencia, preguntándole al cerebro si los estímulos activan a las mujeres o a los hombres, este proceso unido a la creatividad de los profesionales va aumentar con total seguridad la precisión de las acciones.

Podemos evitar que un producto comunique en masculino, cuando el que compra o decide es el público femenino. La situación se agrava cuando entramos en diferencias raciales, geográficas o de edad entre mujeres, sin ir más lejos ahora se tienen hijos a los 40 años, matices que no se pueden obviar y que pueden ser atajados con la investigación neurocientífica.

Para aquellos que estén menos familiarizados con los proyectos de neurociencia en el sector audiovisual podemos utilizar algo que está testado,con datos de Boston Consulting Group, de Harvard Business Rewiew, de Catalyst o deTrendsight-Marti Barletta, y es que un 90% de la publicidad que se emite no conecta realmente con las consumidoras.

No podemos perpetuar está problemática sobre todo si poseemos una herramienta científica para darle solución. En Brain House hemos incorporado la “mirada femenina” del cerebro para conseguir conectar con el sector femenino y que los productos cautiven realmente al público para el que están dirigidos.

Si el sector femenino posee tanto poder de decisión cómo no acertar cuando nos dirigimos a ellas. Hemos de alcanzar su mente y su corazón y para ello la neurociencia aplicada nos da la solución.

 

Master Online de Neuromarketing. Predicción del Comportamiento del Consumidor

Master Online de Neuromarketing. Predicción del Comportamiento del Consumidor

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR