Hay alguna canción qué recuerda a un instante de tu vida? Le has puesto una BSO a tu día a día? Además de ser una recomendación científica, utiliza la música para activar tus momentos vitales, tenemos claro que hay MARCAS, LOGOS, SÍMBOLOS asociados a una melodía concreta.

Nuestra visión predomina sobre el oído, pero para nuestra memoria experiencial la multisensorialidad es cómo gasolina de mayor calidad, hace que se afiance mucho más, a nuestro “hipocampo” le ponen cachondo los estímulos. El nivel de modificación alcanza tal punto, que es capaz de afectar de forma positiva a la psicofisiología, hasta tal punto que la escucha de cierta música puede reducir nuestra ansiedad.

( Neuroscientists Discover a Song That Reduces Anxiety By 65 Percent  http://www.thinkinghumanity.com/2017/02/neuroscientists-discover-a-song-that-reduces-anxiety-by-65-percent-listen.html )

benefits-to-the-brain-bkg

Múltiples ejemplos como el efecto McGurk o el “impulso auditivo”, nos revelan que los sistemas visual y auditivo están profusamente entrelazados en su intento de relatar una historia unificada de lo que ocurre en el mundo.

Si lo pensamos un momento, sería absurdo ser solo “visuales”. Por ello, nuestro cerebro no actúa basándose tan sólo en los últimos datos sensoriales, sino que agrupa los actuales las cotejas, los complementa con los pasados, y construye predicciones basadas en nuestras experiencias sensoriales.

Music Brain

En las experiencias que queramos generar, la predicción de expectativas de nuestro cliente es fundamental, por ello tenemos que utilizar el multiestímulo,  sin lugar a dudas, utilizando el auditivo.

“La percepción no funciona acumulando fragmentos de datos captados, sino cotejando expectativas con los datos sensoriales de entrada”

 

Esta música o sonido nos aporta calidad en otro elemento subjetivo, la percepción del tiempo. Cuánto tiempo ha pasado y qué ha ocurrido en cada momento, es una construcción de nuestro cerebro. Es una sensación que podemos “modular” debido a la biosincronización existente con los ritmos neuronales y la música. En definitiva podemos conseguir que el consumidor perciba +/-  relax, +/- tiempo de compra, nos permite modular su sensación temporal.

La elección del estímulo auditivo no debe dejarse al azar, seleccionando una pista de audio cualquiera, descargada o sin criterio. Entendiendo que posee una vinculación directa con Experiencia, Percepción, Memoria y Estímulo Visual, ha de alinearse con un criterio cognitivo preciso.

Qué sonido utilizamos, Por qué, Qué estado queremos generar, Qué queremos insertar en su memoria, Para qué, cuántas veces lo tiene que oír y Asociado a qué??

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR