En alguna ocasión hemos compartido este tipo de expresiones con alguien: “pensamos igual”, “estamos en la misma onda”. Desde el área de las ventas o la comunicación esto es conocido, dando lugar a sensaciones intangibles de conexión.

 

Hasta el momento, las investigaciones más tradicionales habían planteado la hipótesis de que el cerebro se ‘sincroniza’ en función de lo que escucha, ajustando así sus ritmos a los estímulos auditivos. Ahora, el Basque Centre on Cognition, Brain and Language ha ido un paso más allá y han analizado simultáneamente la compleja actividad neuronal de dos personas desconocidas que entablan un diálogo por primera vez.

La biología lucha por favorecer nuestra propia genética, ser animales sociales y para ello establece una “comunión” entre cerebros, entre personas, entre seres vivos que posiblemente han de entenderse.  “Se trata de una comunión intercerebral que va más allá del propio lenguaje y que puede constituir un factor clave en las relaciones interpersonales y en la comprensión del lenguaje”, Jon Andoni Duñabeitia.

 

De esta manera, el ritmo de las ondas cerebrales del emisor y del receptor se ajusta a las propiedades físicas del sonido del mensaje emitido verbalmente en una conversación, generando así una conexión entre los dos cerebros que comienzan a trabajar de manera conjunta con un mismo fin: la comunicación.

 

“Los cerebros de dos personas se acercan gracias al lenguaje, y la comunicación crea entre las personas vínculos que van mucho más allá de lo que se puede percibir desde el exterior”, añade el investigador del centro vasco. “Podremos saber si dos personas están conversando entre ellas únicamente analizando sus ondas cerebrales”.

Con sutiles diferencias es lo que ocurre con la música, nos genera una sincronía que da lugar a la activación motora de un grupo.

La sincronía neuronal es una habilidad de los mayores expertos en comunicación y ventas que va más allá de la empatía. Siendo esta importante hay que dejarse fluir y analizar con mayor detalle acciones y gestos que te indican si vas por el camino correcto.

 

El autor del BCBL sostiene que, además, el potencial práctico es enorme. “Los problemas de comunicación ocurren cada día. Lo que planeamos es potenciar ese acoplamiento intercerebral descrito con el fin de mejorar la comunicación”, Alejandro Pérez.

 

Generar esa sincronía intercebral o más allá, interexperiencial debe ser una aspiración de todos los especialistas en generar emociones, vender, cautivar y comunicar.

“Si no te sincronizas no estás en sociedad”

cabecera_participicacion_eu

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR