El espíritu navideño ha sido un fenómeno generalizado durante siglos, comúnmente descrito como sentimientos de alegría y nostalgia mezclados con asociaciones de regalos, aromas deliciosos y abundantes cantidades de buena comida. 

Sin embargo, aún no se había determinado en qué parte del cerebro reside este “espíritu navideño” y qué mecanismos biológicos están involucrados. 

Un estudio realizado en la Universidad de Copenhaguen localizó el espíritu navideño en el cerebro humano utilizando imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI).

El estudio

Desde sus inicios a principios de los noventa, la fMRI ha sido fundamental en los estudios neuropsicológicos que localizan los centros emocionales y funcionales en el cerebro humano. Sentimientos como la alegría, la tristeza y el disgusto se han aislado en determinadas regiones cerebrales.

En el estudio se utilizó una técnica similar al comparando 2 grupos de personas:

  1. Personas que han celebrado la Navidad desde su juventud con connotaciones positivas.
  2. Personas que no tenían tradiciones navideñas, con emociones neutrales hacia este festejo.

Se escanearon los dos grupos mientras veían varias imágenes y se analizaron los cambios en la actividad cerebral cuando veían imágenes con temas navideños en lugar de imágenes normales. 

La hipótesis fue que los dos grupos responderían de manera diferente a las imágenes navideñas debido a sus diferencias en la exposición a las celebraciones navideñas.

En otras palabras, localizar, en cierta forma, cómo se manifiesta la Navidad en el cerebro.

Resultados

En el grupo 1, es decir en personas que festejaban la Navidad desde siempre, con connotaciones positivas, se encontró un aumento significativo de activación en la corteza motora sensorial, la corteza motora primaria y premotora, y el lóbulo parietal(inferior y superior).

Estas áreas cerebrales se han asociado con la espiritualidad, los sentidos somáticos y el reconocimiento de la emoción facial, entre muchas otras funciones.

En el grupo 2, los que no festejaban, no se encontraron estas activaciones. Solo la activación normal hacia una imagen cualquiera.

 

 

Conclusiones

La «Navidad en el cerebro» es una “red espiritual navideña” que comprende varias áreas corticales en el cerebro humano. Esta red tuvo una activación significativamente mayor en personas que celebran la Navidad con asociaciones positivas en comparación con personas que no tienen tradiciones navideñas y asociaciones neutrales. 

No obstante, se necesitan más investigaciones para comprender este y otros posibles circuitos en el cerebro. Aunque interesante e intrigantes, estos hallazgos deben interpretarse con cautela.

Utilidad

Se estima que millones de personas son propensas a mostrar problemas psicológicos importantes en Navidad, como una gran tristeza y hasta angustia. Incluso aún después de muchos años de celebrar la Navidad.  

La localización precisa del espíritu navideño es un primer paso fundamental para poder ayudar a pacientes con este síndrome.

La ubicación del espíritu navideño también podría contribuir a una comprensión más general del papel del cerebro en las tradiciones culturales festivas, haciendo una contribución a las festividades interculturales y al espíritu de buena voluntad para todos.

¡Feliz Navidad!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies